Activos y pasivos: ¿Qué son y qué papel juegan en la economía?

activos-y-pasivos-que-son-y-que-papel-juegan-en-la-economia

Activo: lo que añade dinero a tu bolsillo.

Pasivo: lo que saca dinero de tu bolsillo.

Dicho así, los conceptos parecen bastante sencillos. Pero ahora bien, ¿sabrías decir con seguridad si, por ejemplo, una vivienda hipotecada es un activo o un pasivo? Seguramente, ya te pares a pensarlo; y es que, lo cierto es que la amplia mayoría de personas (no expertas necesariamente en economía), confunden sus pasivos y sus activos, dos conceptos que normalmente vinculamos a las finanzas de las empresas, pero que tiene mucho que ver también con la economía doméstica.

Pero aclaremos realmente estos dos conceptos:

Se considera un activo a cualquier bien o derecho de cobro que posee una persona o empresa. Éste puede ser tangible (como una casa, un coche, un depósito bancario…) o intangible (patentes, conocimientos, experiencia,…). En cualquier caso, lo fundamental de un activo es que podemos convertirlo en dinero o utilizarlo para obtener ingresos.

Por su parte, hablamos de pasivo cuando nos referimos a las deudas y obligaciones de pago que una persona o empresa tiene, tanto a corto como a medio o largo plazo. Por ejemplo, préstamos, hipotecas, etc.

Cuando hablamos de activos en referencia a las empresas, estos pueden ser activos circulantes (valores que tiene una empresa y que pueden ser convertidos rápida y fácilmente en dinero) o activos fijos (tienen el objetivo de usarse en la propia empresa y no de venderse, como por ejemplo el mobiliario o los ordenadores). En ambos casos, eso sí, se trata de activos que forman parte del balance de una empresa, así como en el caso de los pasivos en los que no existe ninguna clasificación concreta.

En Profesionales ON estamos convencidos de que desde el momento en que decidimos vivir financieramente de una forma eficiente, tenemos la obligación de ir creando activos e ir poco a poco deshaciéndonos de los pasivos que hayamos contraído con anterioridad, es decir, aprender a gestionar y a ir eliminando nuestras deudas pendientes. Aquí te contábamos cómo lograrlo de la mejor forma posible.

¿Cuál es, por tanto, la mejor forma de mantener un buen equilibrio entre los activos y los pasivos de una persona o empresa? Ahorro, ahorro y más ahorro. Y en ello insisten todos los expertos en finanzas: Un ahorro mensual combinado con cualquier inversión es la mejor forma de crear activos de calidad que poco a poco, pero de forma progresiva, irán poniendo dinero en tu bolsillo.

Respondiendo a la pregunta del principio, podemos decir que una vivienda hipotecada es un activo para los bancos pero un pasivo para sus dueños, así como lo son las tarjetas de crédito, un vehículo comprado a plazos, etc. Nuestro consejo, recuerda: invierte tu talento en adquirir activos y evitar los pasivos. 

Fuentes 123  

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× seis = 42

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>