Claves para administrar tu tiempo y ganar productividad

claves-administrar-tiempo-aumentar-productividad-profesionales-on

Como en cualquier ámbito de la vida, lograr ser más productivo en el trabajo depende, en gran medida, de si estás dispuesto a seguir adelante a pesar de los obstáculos que puedan surgir en el camino. ¿Y cuál es la clave para que seamos más productivos? Sin duda, una de las bases fundamentales para lograrlo se encuentra en cómo administramos el tiempo, lo que exige disciplina y dedicación.

Sin embargo, el famoso “ya lo haré mañana” nos persigue cada día haciendo que nuestras tareas se alarguen eternamente y terminemos por dejarlas de lado, simplemente, porque no hemos sabido optimizar el rendimiento del tiempo del que disponemos. Las principales razones que hace que dejemos de cumplir con nuestras actividades, incluso aunque estemos perdiendo dinero por ello, son el miedo, la falta de autoestima, el perfeccionismo y el pensamiento catastrófico o negativo.

Seguramente sea eso lo que precisamente te resulte más complicado de resolver, ¿cómo conseguir que el tiempo no se te eche encima y que seas tú quien controle tu tiempo? En realidad, es mucho más sencillo de lo que muchos profesionales sobrecargados de trabajo piensan; toma nota de las siguientes recomendaciones y lograrás administrar tus horas de manera productiva y eficaz:

1. Sé realista al definir tus objetivos y tus metas. Si apuntas demasiado alto, ya partirás con una sensación de inferioridad y no tendrás la confianza suficiente en ti mismo para lograr aquello que te propusiste en un primer momento. Esto podría llevarte a que nunca te sientas totalmente preparado para dar el primer paso, el más importante y a la vez, el más difícil.

2. Piensa en positivo: Es inevitable; a todos nos ha tocado realizar tareas que no nos motivan demasiado. Sin embargo, es inútil ignorarlas y ofuscarte en contra de ellas, porque lo único que lograrás es evitarlas cada vez más y alargar algo que, más tarde o más temprano vas a tener que realizar.

3. Avanza poco a poco: Cuando estés ante un trabajo muy largo o complejo, no dejes que esto te agobie demasiado. Lo más aconsejable es que te lo divides en diferentes espacios de tiempo y de trabajo como tareas más “asumibles” ante las que te veas más capaz de superar. Al finalizarlas, es positivo que te recompenses de alguna forma para que así, las próximas te resulten mucho menos costosas.

4. Utiliza tu tiempo con inteligencia. Haz el trabajo importante y que requiera más concentración en tus momentos más productivos; todos sabemos el momento justo del día en que nuestra mente está más despejada o dispuesta a ponerse en marcha. Es ahí cuando debes realizar las tareas más densas y dejar el resto para momentos de menor concentración.

5. Aplica la Ley de Pareto. Según esta ley, del 80% de los resultados que obtengas, un 20% corresponden a tu trabajo. Identifica ese 20% y hazlo primero. Una forma sencilla de hacerlo consiste en dividir el número total de tareas que tengas entre cinco y de la cantidad resultante, seleccionar las más prioritarias.

6. Actúa con anticipación. Si llegas a tu lugar de trabajo y tu primera tarea es pensar “a ver qué tengo que hacer hoy”, ¡estás perdido! Por eso, es aconsejable que el día anterior, con perspectiva, comiences a dejar claro las tareas que tendrás que hacer al día siguiente. Además de ganar tiempo, llegarás con las ideas mucho más claras y más relajado sabiendo por dónde arrancar el día.

Lo peor en muchos casos es que las personas que “dejan para mañana lo que pueden hacer hoy”, se autojustifican y ponen como excusa, curiosamente, la falta de tiempo. Así, no hacen más que autoengañarse y creen que nunca podrán alcanzar una buena administración del tiempo. Si es este tu caso, es fundamental que aprendas a valorar el tiempo y planifiques tus tareas en base a un timing que te comprometas a cumplir.

Fuentes 1

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


ocho × 2 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>