El auge de la Sanidad Privada

fotonoticia_20120711184933_500

La crisis y los recortes en la sanidad española está provocando que cada vez más sanitarios busquen en el ejercicio privado una compensación a su salario.

Son muchos los factores por los que se ha visto afectada la situación actual de cada vez más hospitales de la red nacional española: los recortes en los salarios de los trabajadores, la eliminación de las jornadas extras, un sinfín de especialidades que dejan de realizar guardias presenciales, la revisión de la cartera de servicios y prestaciones, la privatización de algunas áreas y servicios, etc.

¿Y cómo afecta esto a los pacientes? De manera directa, las listas de espera se han visto incrementadas, tanto para las intervenciones como para la visitas a determinadas especialidades. Además, muchos servicios de urgencias se encuentran desbordados de pacientes, que buscan por esta vía acelerar la atención requerida sin esperar en listas, para ellos interminables. El resultado: más gasto y un colapso de los servicios que afecta a quienes realmente lo necesitan. Por ello es importante conocer los derechos de los pacientes, de manera que nunca se vulneren.

Según datos de Organisation for Economic Co-operation and Development (OECD), España invirtió en materia sanitaria el 9,6% del PIB durante el año 2009, un aumento considerable respecto al 7,5% invertido en 2007. Un incremento provocado por la caída brusca de los ingresos del Estado y el mantenimiento del gasto sanitario en un momento de recesión.

Ante esta realidad, ¿es posible frenar el gasto en sanidad sin que ello afecte negativamente a los pacientes? En esta misión, son las comunidades autónomas, responsables finales de las prestaciones de los servicios de salud, quienes deben dar respuesta y lograr solventar el endeudamiento que les afecta.

Quedan claros, por tanto, los deberes que tiene ahora la Sanidad Pública española: una reforma, un modelo de gestión diferente y mucho más efectivo, sin olvidar que el objetivo final son las personas que precisan de este servicio sanitario.

La calidad de una afectada Sanidad Pública está provocando que muchas compañías aseguradoras traten de captar a todas aquellas personas que empiezan a ver necesario adquirir una póliza sanitaria para estar protegido, temerosas de no recibir el tratamiento médico esperado por la vía pública.

No es extraño, por tanto, el cambio de tendencia, tanto en los médicos como en los pacientes: los primeros, que tratan de compensar su pérdida de ingresos mediante la práctica privada, y los segundos, que buscan una alternativa que le brinde la seguridad de contar con una póliza de Hospitalización de Cirugía y Maternidad (HCM).

Y bien sean grandes o pequeños estos centros privados, todos buscan mejorar el rendimiento sanitario para sus pacientes. Sin embargo, estos últimos suelen estar dirigidos por profesionales que no siempre tienen los conocimientos de gerencia necesarios para llevar con éxito las estrategias planteadas.  La solución sería contratar a un director ejecutivo que desarrolle un plan de negocio, pero para el centro puede suponer un coste excesivo.

Fuente:  Biblioteca Nacional de Medicina en EEUU.

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


seis × 1 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>