El Bullying laboral: claves para combatirlo

bullyin-laboral-profesionales-on

Parece que las cosas no cambian, por muchos años que pasen. Si de pequeños, no era extraño que los niños se metieran unos con otros, ahora, en la edad adulta y ya en el mundo laboral, esta situación toma otra forma: amenazas, e incluso maltrato físico, intimidación, comentarios despectivos, humillación pública y abuso verbal, además de demandas excesivas y hasta robo o sustracción de pertenencias. Hablamos del llamado bullying laboral.

Y aunque estas situaciones puedan parecer un tanto exageradas, lo cierto es que este tipo de acoso, que genera un impacto psicológico negativo en la víctima, puede ser más habitual de lo que pensamos. La organización Workplace Bullying Institute afirma que se trata “un maltrato lo suficientemente severo como para comprometer la salud de un empleado, poniendo en peligro su carrera laboral y su vida personal”. Una afirmación sostenida por la realidad del acosado, quien con frecuencia sufre de terror y miedo a ir al trabajo, depresión, distracción y nerviosismo.

Asimismo, el afectado puede experimentar ansiedad y obsesión con el desempeño laboral, produciéndole insomnio y hasta desatando pensamientos suicidas. Es habitual que las víctimas sean el principal sustento de una familia y, por ello, consideren adecuado seguir tolerando esta situación. ¡Están equivocados!

El acoso continuo afecta a la autoestima de la víctima, pero también daña su productividad y rendimiento laboral. En estos supuestos, la empresa -y quienes deben garantizar el buen funcionamiento de la misma- tiene la obligación de identificar y prevenir esta clase de actitudes. En Profesionales ON te damos algunas claves para poner fin a este comportamiento poco profesional, y hasta infantil:

-  El primer paso es denunciar la situación. Si no lo hace el afectado, un compañero deberá tomar las riendas. El silencio de los testigos es tan o más grave que el acoso sufrido por la víctima. Esto requiere la elaboración de procedimientos que favorezcan y apoyen la denuncia.

-  Por supuesto, las víctimas deben recibir comprensión y, en ningún supuesto, el empleado será despedido por denunciar el acoso sufrido.

-  Seguidamente, habrá que definir, implementar y comunicar las sanciones que se aplicarán en contra de los “abusones”.

-  Es recomendable elaborar y distribuir Códigos Éticos y Conductual que regulen las relaciones dentro y fuera de la organización, haciendo hincapié en los programas anti-violencia.

-  Difundir información, guías y prácticas sobre el acoso laboral, complementando la acción con otras iniciativas anti-violencia.

-  Una buena opción es apoyarse en el Departamento de Recursos Humanos para que asesore y organice la difusión de información, además de actuar como regulador del desarrollo organizacional.

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


4 − uno =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>