Emprender, ¿por vocación o por obligación?

emprender-por-vocacion-por-obligacion-profesionales-on

Parece que se ha puesto de moda. No hay día en que no escuchemos hablar de él o en que un titular de prensa nos recuerde que ahí está, esperando a que alguien, desbordado por las dificultades de la crisis económica, recurra a él como el último rayo de esperanza para sacar adelante su economía o, al menos, subir el ánimo de sus bolsillos.

Hablamos del famoso espíritu emprendedor o emprendimiento. Desde que comenzó la crisis, son cada vez más los profesionales que dan el salto definitivo del empleo al autoempleo; dejar de trabajar para otros en una empresa a cambio de un salario, para pasar a trabajar para uno mismo a cambio de un beneficio económico, pero también de una satisfacción personal.

Sin embargo, no todos dan el paso por la misma razón; los hay que deciden emprender por vocación, frente a otros que emprenden por obligación. Si bien es cierto que el paro ha aumentado cuantiosamente en los últimos años es necesario plantearnos algunas cuestiones: ¿qué me motiva emprender?, ¿estoy preparado para poner en marcha un negocio? Para encontrar la respuesta, veamos la diferencia de emprender por necesidad y emprender por oportunidad.

1. Emprender por obligación es poner en marcha una idea de negocio de forma acelerada sin saber realmente si tiene o no el potencial de mercado para generar ingresos. Quienes responden a este perfil se lanzan a la aventura empresarial con el objetivo de solucionar situaciones financieras, porque han perdido su trabajo o se encuentran frustrados en su ámbito laboral. Generalmente, este tipo de autoempleo improvisado y falto de una base sólida de conocimientos y motivación personal, depende del emprendedor, el cual se convierte en un trabajador a tiempo completo.

¿Qué negocio debo poner en marcha? Quien se hace esta pregunta, busca no caer en los errores más comunes del emprendedor por y les mueve una necesidad latente: “la falta de dinero”. Según un estudio realizado por el Global Enterpreneurship Monitor, el 25% de los nuevos emprendimientos surgen de emprendedores desempleados.

2. Emprender por vocación es hacer realidad un sueño empresarial o una idea de negocio en una empresa propia con potencial de crecimiento, que surge al observar algunos fallos o carencias en el mercado y proponen una solución innovadora que dé servicio a esas necesidades.

Los emprendedores que se aventuran bajo esta modalidad están motivados y apasionados por llevar a cabo proyectos en los que la creatividad y la innovación estén ligados, además de que cuentan con una vocación para emprender de la que, por otro lado, carecen la mayoría de emprendedores por obligación.

La satisfacción personal es, en ellos, la principal motivación para poner en marcha una idea de negocio y no descansan hasta lograrlo, por muchos obstáculos económicos que se les pongan en el camino. Además, sueñan con crear empresas y destacan por su capacidad de visualizar oportunidades en tiempo de crisis.

Fuentes 1 2

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


cuatro × 7 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>