Escuelas de negocio: de locales a globales

escuelas-de-negocio-de-locales-a-globales

En la actualidad, se imparten aproximadamente trece mil programas de administración y negocios entre una comunidad de miles de Escuelas de Negocio, de las cuales sólo un número reducido de ellas puede ser reconocida como global. Una distinción que viene dada por diversos indicadores, entre los que se puede destacar el establecimiento de relaciones con entidades extranjeras, sean escuelas, instituciones o entidades privadas.

En este caso, esta colaboración se expresa en programas conjuntos, de intercambio, contribuciones en investigación o publicación de estudios o la existencia de campus en el extranjero. Colaboraciones como las que realiza la Escuela Europea de Gerencia con el Instituto Venezolano de Gerencia o a través de los Masters con aliados de la propia facultad.

Dentro del universo académico, en el que se incluyen las escuelas de negocio, suele advertirse una intensa competencia por atraer a los mejores alumnos e incluir en su elenco a los  profesores  de más prestigio. Esta es una forma de distinción que, a si vez, recurre a una táctica completamente contraria para afianzar su reputación y destacar en diferentes esferas de conocimiento, capacidad y habilidades. Esta táctica paralela suele ser la de cooperación entre escuelas o con profesionales de otras escuelas. Este comportamiento se sostiene en la idea de que las escuelas que “unen fuerzas” muestran un mayor nivel de utilidad, alcance y aplicación.

Al margen de las colaboraciones como medio de expansión, existen otros muchos aspectos (y métodos) que afianzan la globalización de las escuelas de negocio. Los programas en el exterior es uno de ellos, aunque muchos consideran que también es el tipo de conexión global más compleja porque exige que, aún con las tareas extraordinarias que acarrea, se mantenga la calidad de los contenidos y el sistema de formación.

Por otro lado, la investigación puede aportar mucho a la internacionalización de un centro, ya que a menudo requiere conectarse a otros profesionales o corporaciones alrededor del mundo para mejorar sus conocimientos, lo que contribuye a ganar en habilidades y experiencia.

También la propia enseñanza contribuye a su consideración global pues la formación de alumnos en una perspectiva internacional repercute en la capacidad de estos para generar cambios, tanto económicos como sociales, en otros países. Unos resultados que se observan tanto a nivel mercado-país como a nivel mercado-sociedad.

Pero el factor más determinante para el éxito de una escuela de negocio, en el ámbito mundial, es sin duda la estabilidad y coherencia de su elemento distintivo, es decir, aquello que la distingue y la hace competitiva. Una personalidad que debe estar al margen de la localización geográfica de cada escuela. Mantener firme la visión y la misión de la institución formativa es un punto clave que favorece la aceptación de su status global.

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


uno + = 9

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>