Las Entidades Bancarias y el buen Gobierno Corporativo

lavado-de-dinero-y-legitimación-capitales

El Gobierno Corporativo se define, según el artículo 2 del Acuerdo Bancario, como “el conjunto de reglas que guían las relaciones entre la gerencia de la entidad, su directorio, sus accionistas y/o en su caso, la propietaria de acciones bancarias y otros grupos de interés a fin de proporcionar la estructura a través de la cual se fijan los objetivos y los medios de lograrlos y determinar el sistema de su monitoreo”.

En este sentido, el Gobierno Corporativo se basa en el flujo de la información desde los altos niveles gerenciales de la entidad bancaria hacia el resto de los empleados del banco, y viceversa. Se trata de evitar que ‘murallas chinas’ puedan bloquear la comunicación y entorpecer el ejercicio del buen gobierno corporativo basado en controles.

Es importante que las entidades bancarias mantengan Códigos de Ética y de Conducta que contengan y respeten el cumplimiento de los valores corporativos, así como documentos que definan claramente sus funciones, su línea de jerarquía, sistemas de controles y auditorias de riesgos independientes, políticas de reclutamientos y capacitaciones,  entre otros.

Y no sólo esta norma defina las funciones de Control Interno, Recursos Humanos y Auditoría Interna, sino que además involucra directamente a la Junta Directiva del Banco al asignarle una serie de funciones, que son:

- Entender el ambiente regulatorio.

- Velar que el banco mantenga una relación efectiva con sus reguladores.

- Establecer una estructura de Gobierno Corporativo efectiva, incluyendo un sistema de control interno.

- Velar porque existan condiciones generales de trabajo.

- Promover, en conjunto con la gerencia superior, elevados estándares éticos y de integridad.

- Aprobar y revisar periódicamente las estrategias de negocios y otras políticas trascendentes del banco.

Asimismo, compromete a la Gerencia Superior del banco a asegurar la efectividad de los procesos que permitan identificar y administrar los riesgos que asume en el desarrollo de sus operaciones, así como a mantener una estructura organizativa que asigne claramente responsabilidad, autoridad y líneas jerárquicas.

La Superintendencia de Bancos de Panamá, a través del artículo 55 del Decreto Ejecutivo,  establece la obligación de los bancos de cumplir con las normas de Gobierno Corporativo dictadas por el Regulador e indica la aplicación de sanciones en caso de incumplimiento.

En conclusión, hoy en día es tan importante el Gobierno Corporativo como un desempeño financiero eficiente. Alrededor del 80% de los inversores pagarían más por una compañía con un buen Gobierno Corporativo (considerado un concepto necesario para la sostenibilidad y crecimiento de las empresas) pues le brinda una mayor seguridad a su inversión, asegurando sanas prácticas corporativas.

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


cinco × 7 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>