“Las Escuelas de Negocios que no salgan al exterior difícilmente puedan sobrevivir”

José-luis-falcón-mendoza-eeg-profesionales-on

El cambio conductual de las empresas, la multiplataforma como método de enseñanza y un constante servicio de ‘coaching’, son algunas de las principales herramientas por las que apuesta José Luis Falcón, director general de la Escuela Europea de Gerencia, en la búsqueda de un claro objetivo: la satisfacción total de sus clientes. El fundador del IVG nos cuenta su visión acerca de la crisis, la necesaria internacionalización de las medianas empresas y sus grandes retos para el futuro.

¿Cómo valoraría la llegada de la EEG a España?

En primer lugar, no podemos olvidar las grandes dificultades por las que atraviesa Europa en general y, más especialmente, España. Sin embargo, la Escuela Europea de Gerencia ha encontrado en la crisis un perfecto aliado y una gran oportunidad para establecernos en un país con costes muy favorables, tanto físicos como humanos. Además, la crisis ha obligado a muchas empresas medianas a buscar nuevas salidas en el mercado latinoamericano que, sin duda, nos ha beneficiado notablemente.

¿Un ejemplo de que la crisis también es sinónimo de oportunidad?

Así ha sido para la EEG; de hecho, se observa que grandes empresas del sector que en su día decidieron comprar compañías en países como Venezuela o Brasil, hoy en día están superando la crisis sin apenas dificultades. Y es aquí donde la EEG trata de ayudar a las medianas empresas a que, con menos recursos pero muchas ganas de salir al exterior, sigan los mismos pasos y logren que gran parte de sus ingresos provengan de fuera de España.

La internacionalización de las escuelas de negocio latinoamericanas es ya una tendencia. ¿En qué medida es viable hoy en día y qué importancia tiene alcanzarla para la EEG?

Cada vez más escuelas de negocios deciden expandir su actividad hacia países europeos, sobre todo. Y no sólo es viable, sino que es ya una realidad indispensable para poder sobrevivir. Y la realidad lo demuestra: difícilmente puedan resistir sólo con sus centros locales. En la EEG, vimos que no mirar hacia Europa era un gran error, y más todavía con España, país con el que ya contábamos con una gran ventaja: misma lengua materna y una predisposición por parte de las empresas 100% favorable.

¿Cómo se enseña a hacer negocios en Venezuela?

Lo primero que se debe tener claro es que cualquier cosa puede suceder; una empresa que hoy disfruta de grandes ingresos puede descender y de manera repentina, y convertirse en una organización con serias dificultades para sobrevivir. Sin embargo, esta realidad no debe suponer un inconveniente a la hora de invertir en estos países. Es más, tanto los rendimientos y la rentabilidad de un negocio ubicado en países de alta inflación son muy elevados y, por tanto, ese posible riesgo inicial seguramente desaparezca.

De lo general a lo específico. ¿Cómo se define la EEG?

La EEG es un concepto que une dos grandes negocios: Formación y Consultoría, dos partes normalmente independientes. Para la EEG, el éxito de una organización está en la cercanía con sus clientes, en conocer a fondo sus carencias para poder solventarlas de la mejor manera posible. Y es en este punto donde la EEG se diferencia, ofreciendo un doble servicio único, pionero y con resultados reales para todos nuestros clientes.

Y esa doble herramienta ¿cómo la aplicáis en vuestra metodología de enseñanza?

El resultado es un método de enseñanza totalmente innovador para lograr el cambio conductual de nuestros clientes y que logramos gracias a nuestra segunda herramienta: la consultoría. Es esencial seguir la evolución de nuestros clientes, aún superada la parte formativa, es decir, un servicio de coaching y postventa que no encuentran en ninguna otra escuela del sector. De esta forma, nos aseguramos que esa empresa ha trasladado del papel a la realidad aquellos conceptos aprendidos en la parte formativa.

¿Qué enseña la EEG que no está incluido en sus programas?

Efectividad y eficiencia, en todos nuestros programas y sin excepción. Hoy en día en, la clave está en hacer las cosas bien, pero con la menor cantidad de recursos posibles; máxima que aplicamos a nuestra metodología: la multiplataforma. Con ella logramos que el estudiante adquiera la mayor cantidad de conocimientos en el menor tiempo posible y a partir de diversos medios: clases presenciales, lecturas, vídeos, talleres prácticos y escenificaciones en las que poner en práctica los conceptos aprendidos. Gracias a este método múltiple, el posterior trabajo de coaching con el cliente se ve notablemente favorecido.

En la captación de clientes, ¿calidad o cantidad?

Sin duda, calidad. El reto es nuestra prioridad y nuestra verdadera motivación en el momento en que nos comprometernos con un cliente para mejorar su negocio. Si una empresa, con renombre e ingresos muy positivos, solicita de nuestros servicios para mejorar su negocio, no es un reto tan gratificante como si nos lo pide otra organización, a penas conocida y con serias dificultades para sobrevivir. El desafío de lograr proyectos complejos es lo que nos apasiona y por lo que no dejamos de trabajar cada día.

Conozcamos un poco más la figura de José Luis Falcón. ¿Qué hitos destacarías de tu trayectoria profesional?

La carrera de un profesional está marcada por su capacidad de reconversión y, en mi caso, mis verdaderos hitos han sido los momentos en los que he tenido que reconvertirme. Cambiar la abogacía por la correduría de Bolsa fue el salto más difícil, pero uno de los más gratificantes. Más tarde, desplegué como emprendedor y abrí mi propia casa de Bolsa, pero decidí seguir formándome. Después de cursar un Master en EEUU trabajé en el área de Sistemas de una empresa de Formación, experiencia que me permitió adquirir importantes conocimientos en el sector. Tras regresar al mundo financiero, presidí Western Union durante 12 años; finalmente, fundé el IVG y di el gran salto europeo para fundar la EEG en España.

Desde el inicio de tu andadura profesional, ¿qué objetivos mantienes intactos hasta hoy?

La creencia en uno mismo es lo más importante, y también lo más difícil, para lograr superar todos esos cambios profesionales y las dificultades que van surgiendo por el camino. Hoy en día muy pocos creen en ellos mismos y, por eso, son muy pocos los emprendedores y muchos los empleados. Si además, tratas siempre de ayudar a los demás, el éxito en tu carrera estará más que asegurado; tu nombre es tu marca, por lo que debes mantenerla siempre intacta cuidando a tus clientes por encima de todo.

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


siete × 9 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>