Latinoamérica evoluciona hacia un seguro de salud universal

latinoamerica-evoluciona-hacia-un-seguro-de-salud-universal

Mayor esperanza de vida, niños con mejores garantías de crecimiento saludable y hasta reducción de las probabilidades del empobrecimiento de las familias por costos de enfermedades son algunos de los resultados, -dignos de admiración-, derivados de la adopción de un seguro de salud universal en muchos países. La región de Latinoamérica y el Caribe están a la vanguardia de estos cambios; de hecho, según el espacio online Banco Mundial, en un compendio que analiza los avances significativos de la última década en el acceso a servicios de salud, presentan nueve países latinoamericanos.

La situación actual viene a resaltar la falta e inexistencia de un único modelo de seguro de salud universal. En estos países, los enfoques sobre el sistema de salud pública varían de país a país, desde los paquetes de beneficios definidos de manera explícita a las reformas en el sistema de prestaciones. No obstante, los estudios indican que, todas las divisiones de América Latina, presentan un objetivo común, el cual gira en torno a la garantía de una atención de calidad para aquellas poblaciones más pobres y excluidas de la región.

Por eso, países como Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Guatemala, Colombia, Jamaica, México y/o Perú han iniciado programas para mejorar las condiciones relativas al sistema de salud pública del país.

En Argentina, el Programa Seguro de Salud Materno Infantil, conocido como Plan Nacer ha ayudado a introducir cambios históricos por el que se proporcionó un seguro médico básico, y acceso a los servicios sanitarios, a millones de mujeres y niños que carecían de él. El Sistema Unificado de Salud, financiado con impuestos, ha contribuido a la creación de un servicio coordinado nacional para todos los ciudadanos de Brasil, e invierte fuertemente en la Estrategia de Salud Familiar.

Chile, en cambio, sí se acerca más a un sistema de cobertura de salud universal con su programa Seguro de Salud Social, cuyo paquete básico cubre hasta 80 problemas de salud y gastos discrecionales para tratamiento de los chilenos. Guatemala presenta algunas dificultades -para prestar servicios básicos de salud y nutrición de calidad y atender las necesidades de la población rural- que “soluciona” a través de un acuerdo formal con las ONGs.

Jamaica también se encuentra con algunos desafíos derivados de las limitaciones presupuestarias, aún así dispone de un fondo nacional para la salud. En Colombia, el derecho a la salud se estableció en su Constitución en 1991, y hoy evoluciona rápidamente gracias a un sistema nacional de seguro de salud subsidiado.

Costa Rica destaca por su foco en la atención primaria; el Seguro Médico Popular de México cubre a aquellos que carecen de seguridad social; y Perú con su programa Seguro Integral ha mejorado la calidad del servicio médico, especialmente materno infantil, e intenta eliminar la desigualdad de acceso a la salud.

Por el momento, se espera que estos éxitos ayuden a otros países que analizan la posibilidad de reformar sus sistemas de salud, aunque el objetivo final centra su mirada en el seguro de salud universal que, según Nicole Klingen, directora interina del Banco Mundial para la Salud, Nutrición y Población, es crucial “para evitar que las personas se empobrezcan debido a una enfermedad” y, para la población, es “la oportunidad de vivir una vida más saludable y productiva, más allá de la capacidad de pago”.

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


− 2 = cinco

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>