Recursos Humanos como Socio Estratégico de la Empresa

profesional

No hay duda, el éxito de las organizaciones depende del desempeño de su personal, de los niveles de motivación y compromiso que asuman, así como del desarrollo de las competencias claves para la implementación efectiva del negocio. En este sentido, los RRHH deben convertirse en el socio estratégico de la compañía, participando en la planificación de la empresa y de sus planes y objetivos.

Si el cumplimiento de las metas depende en buena parte de las habilidades de sus trabajadores que logren satisfacer las necesidades del cliente, es lógico pensar que RRHH debe jugar un papel clave, no sólo alcanzando el talento que se necesita, sino teniendo la visión de mantenerlos dentro de la compañía, a los fines de sacarles de ellos lo mejor en provecho de los clientes, de la empresa y de ellos mismos.

Deducimos, por tanto, que la dirección de RRHH es indispensable para conseguir, entrenar y mantener en la empresa todo el talento que se requiere. Asimismo, la incorporación activa de RRHH en la toma de decisiones estratégicas permitirá a la organización adelantarse en los requerimientos de talento.

Y como sucede en otros ámbitos, como en la atención al cliente en tiendas o en la banca, la empresa de este siglo XXI se enfrenta a grandes retos en RRHH. Destaquemos alguno de ellos:

  • Captación de los mejores talentos para la organización.
  • Mantenimiento de esos talentos como un valor importante dentro de la empresa.
  • Descubrir el talento interno para que puedan cubrir las vacantes que se presenten.
  • Formar y desarrollar las capacidades que la organización requiere como una manera de cerrar las brechas de competencias.
  • Implementar las nuevas tecnologías en los procesos formativos, como es el desarrollo de las Universidades Corporativas o los mecanismos on line de formación.
  • Generar nuevas formas de participación de los empleados.
  • Profundizar en la cultura de trabajo en equipo como medio para mejorar los niveles de eficiencia y efectividad.
  • Crear sólidas culturas organizacionales.
  • Crear identidad, sentido de pertenencia, aún cuando muchos de los colaboradores de la empresa se encuentren físicamente fuera de ella o con contrataciones laborales especiales.
  • Evolucionar en los sistemas de remuneración laboral, con participaciones variables y fijas y donde el desempeño juegue un papel preponderante.

En tiempos de crisis, un Socio Estratégico de RRHH juega un papel determinante en el futuro de las compañías, sobre todo, en este convulsionado pero apasionante siglo XXI. ¡Éxito!

About the author:

. Follow him on Twitter / Facebook.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


× tres = 6

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>